ANÁLISIS TRIMESTRAL DE RESULTADOS: NO SOLO MALAS NOTICIAS, SINO OPORTUNIDADES DE MEJORA

´la tarea ingrata de la gestión empresarial, como lavar los platos después de la comida, sin embargo ... debe hacerse´

SMARTS&BRANDS ® 2017 | POLÍTICA DE PRIVACIDAD | LINEAMIENTOS DE MARCA | ESENCIALES

Publicado por: Alejandro Bravo - Enero,11,2017

NEGOCIOS

Trabaja con Nosotros

Trabaja con Nosotros

Atención al cliente | +593 939 083 668

Goldex

¿búscas algo en especial?

ir

páginas web | redes sociales | branding | paquetes integrales

Esta es, para muchos, la tarea ingrata de la gestión empresarial, como lavar los platos después de la comida, sin embargo, es así mismo una tarea que debe hacerse; en esto se debe tener en cuenta todo lo planificado, ¿se está cumpliendo a cabalidad?, ¿Qué está funcionando?, ¿Qué es lo que no? Y ¿Por qué?

Esta revisión de estrategias permite una perspectiva más clara de cómo optimizar los recursos útiles, más no significa abandonar los esfuerzos involucrados, es importante entender que no se debe desechar todo lo que se siente que está con resultados bajos, sino más bien analizar con cuidado los planes principales, ver si existe algo que se puede mejorar en el plan para obtener los resultados deseados y finalmente si no funciona, solo entonces, darlo por terminado.

Entonces se utiliza un tipo de análisis de situación en dos fases, macro y micro, en el análisis macro reviso mis objetivos generales para ese año y cuanto porciento de eso se ha cumplido; en el micro se revisa cada plan que permite que el o los objetivos globales sean posibles, en dos preguntas para ambos casos: ¿Dónde estamos? Y ¿Hacia dónde queremos llegar?; en este análisis de necesidades siempre primará la idea de cómo solucionar las cosas y planes para despegar de nuevo, no olvides que, además, como siempre, es bueno echar una mirada hacia tus competidores directos y relativos, con ello tu análisis estará más lleno de realidades e ideas competitivas.

Por ejemplo, supongamos que tienes una pizzería, uno de tus objetivos macro es subir las ventas de este año un 35% con respecto al anterior, para ello tus dos objetivos secundarios son: “Mejorar los envases en los que lleva la gente su producto a casa” e “Implementar un nuevo canal de atención a través de redes sociales para abarcar al mercado navegante”.

Supongamos que, en el primero, a pesar de que mandaste a hacer unas lindas cajas y lanzaste una campaña de “tu pizza llega porque llega caliente”, y resulta que la pizza no está llegando caliente sino tibia. Entonces lo que deberás analizar es si el material del que está hecho la caja es eficaz o no, o tal vez el repartidor está tardando demasiado en llegar al punto de entrega porque su área de cobertura es demasiado grande, o tal vez la pizza se está quedando demasiado tiempo en el mesón después del horno y ese tiempo la está enfriando.

Revisemos el segundo objetivo: supongamos que ya montas la o las páginas de atención a través de redes sociales, la gente se encantó con la idea, pero ya no están comprando como al inicio, ¿Qué puede estar pasando?: Tal vez la forma en que tu colaborador está atendiendo a la gente no es cordial, o se demora mucho en responder al pedido porque no nota los mensajes nuevos, o quizá tus clientes necesitan ser estimulados por una promoción exclusiva de redes sociales.

Para ambos casos es importante entender cuál es efectivamente el problema, no suponer, cuantificar que puede mejorarse y hacerlo, porque si terminas rindiéndote y renunciando a estos esfuerzos planificados, tus objetivos probablemente no se cumplan; al hacer esto, busca la relación costo-beneficio, que tanto tiempo y recursos estas dispuesto a invertir en ello para que funcione, no te excedas y procura mantener las soluciones simples, una solución complicada usualmente no es conveniente.

Alejandro Bravo

Editorial de Medios

Editorial de Medios en Smarts&Brands, Consultor especializado en PYMES y proyectos de desarrollo social, Analísta de procesos y procedimientos estratégicos